Una Web de Malcocinado

DULCES


El primer paso para poder seguir las recetas tradicionales es tener claro un punto fundamental:

 

  • 1ª Ley de la Repostería Casera: la masa habla
    • Corolario sobre la harina: la propia masa te dice cuánta necesita

Presentación 'Repostería'

¡Efectivamente! Al contrario que con las de la Thermomix, cualquiera que haya intentado alguna vez seguir una receta de su madre, abuela, tía o vecina lo sabe perfectamente: mientras que te dirán sin problema la cantidad de azúcar, de levadura o de huevos, con la harina es otro cantar, la harina no se pesa ni se mide, de harina siempre hay que echar ... 'la que admita la masa' ...

 

Y bien, una vez hayas asumido este principio básico de incertidumbre, estás listo para pasearte por algunas de esas sabrosísimas recetas y, si gustas, disfrutar de su resultado.