Una Web de Malcocinado

Hachas de Nochebuena - 2011


Hachas de Nochebuena - 2011Como se viene haciendo desde que yo tengo memoria, cuando empieza a anochecer en la tarde de Nochebuena, se encienden hogueras, y se queman las 'jachas'.

Este año también, y eso que últimamente, como otras tantas tradiciones, ésta iba de capa caída.

 

Pero me alegra poder decir que se han visto varias hogueras y otros tantos grupos, disfrutando de las costumbres de siempre ... aunque eso sí, un tanto descordinados en cuanto a la hora, así que para el año próximo, habrá que ponerse un poco de acuerdo, porque parte de la diversión consistía en compartir un rato con los otros 'hacheros', o simplemente animarse viendo fuegos por aquí y por allá ...

 

Pero en definitiva, ¿en qué consisten 'las jachas'?

 

Hachas: haces de gamonitasPues lo primero, se debe contar con la materia prima, que no son más que varas de gamonitas, que por esta época están secas, y que se recogen y agrupan en haces en los días previos a Nochebuena.

 

Luego, cuando llega la tarde señalada, los niños de casas vecinas o allegadas, se juntan con sus respectivas hachas, que les encienden los mayores en una fogata ... y están jugueteando con ellas, más o menos en corro y bajo la supervisión de los adultos, hasta que se consumen. De vez en cuando hay que 'sacudirles los mocos' con una varita (lo que viene a ser: ayudar a que suelten las brasas),  y ésa es una de las mejores partes, ya ves ...

 

 

¿Por qué disfrutan tanto los niños con esto? Bueno, habrá más de una razón, seguro, pero ahí va una conjetura: debe ser la única ocasión en que, no sólo te dejan jugar con fuego, sino que además son tus propios padres o abuelos los que te lo ponen en la mano ... y encima se quedan a jugar contigo ...

Vamos, algo para recordar ... Chúpate ésa, pleysteision ...

 

 

Pero y los adultos ¿por qué disfrutan tanto con esto?

Pues lo primero, por ver disfrutar a los críos, que no es poco ... pero también, porque se forma un buen corro entre propios y ajenos, se echa un buen rato de risas y se cantan villancicos, y siempre aparece, como por ensalmo, una bandeja de dulces, una caja de bombones, y (lo más importante, porque por muy Nochebuena que sea, a esa hora en la calle hace un frío que pela) una copita de aguardiente p'a caldear el ambiente, y brindar 'porque en otro año, nos veamos en éstas', y desear 'feliz Navidad'.

 

 

Quemando las hachas

 

 

Así que, lo dicho, que se mantenga la tradición, y que 'en otro año, nos veamos como en éste'.

 

 


 

Fotos: Antonio Álvarez-Ossorio